lunes, 25 de marzo de 2019

THIS IS WHY WE PLAY


THIS IS WHY WE PLAY

Después de un año repleto de grandes alegrías el equipo cadete se enfrentaba a uno de los rivales más fuertes de la liga y en su casa para cerrar el campeonato. Como durante todo el año el equipo no decepcionó a nadie y se proclamó campeón de su grupo.

Primer aviso a navegantes que quieran leer las humildes líneas de éste que escribe. No verán hoy una crónica que hable de fútbol, de acciones concretas y lógicas, todo lo que van a leer a continuación solo es el sentir de uno de sus entrenadores. Hace seis años la mayoría de miembros de este equipo ya estaban defendiendo los colores del Sanra. Ver el crecimiento sobre todo personal de todos ellos es lo que anima a seguir en este barco, ganar o perder es secundario, ver en las grandes personas en las que se están convirtiendo, lo principal. Aunque no cabe duda, si todo esto se consigue ganando algún que otro partido, tiene un sabor un poco más bonito.

No me quiero dejar nada en el tintero, por eso vamos a ir uno por uno. Empezaremos por donde empieza un equipo de fútbol, el portero, nuestro portero de siempre, Mario ha tenido sin ningún tipo de duda su mejor año desde que yo le veo defender las metas del Sanra. Y no ha sido un año sencillo para él. En el partido que enfrentaba a los mismos equipos que en esta última jornada sufrió una lesión de rodilla, pero repleto de coraje eso no impidió que continuase salvando todo lo que llegaba a su radio de acción, sin embargo esto le obligó a parar unas semanas, tras recuperarse ha vuelto a su sitio, a su hogar, tan bien como nos dejó. Esta lesión nos dejaba huérfanos, pero el equipo la superó gracias a la llegada de Álvaro, su nivel en estos partidos ha sido espectacular, algo nervioso y a veces poco ortodoxo, pero muy efectivo. Ahora los tenemos a ambos y la competencia les está ayudando, ambos han subido el nivel. Álvaro hizo un paradón increíble este sábado, y yo solo vi a una persona más feliz que él en la acción. Ese fue Mario. Gran ejemplo para todos.

Oh Capitán mi Capitán. Ya sabemos todos a quien le toca ahora. Jesús sigue siendo el que era hace uno años, talento visión de juego, y no vamos a negarlo, un poco anárquico. Que le vamos a hacer, a mi me gustaría que a veces me hiciera un poco más de caso. Un caso llegó este sábado, yo le pedí que buscará a Kike, creo que me escuchó, pero decidió no hacerme caso, disparó a puerto. Os podéis imaginar el resultado, gol del Sanra y 1-0. A veces como entrenador quieres influir más de lo que debes, los que juegan son ellos, y menos mal. Este simple ejemplo refleja lo que para mí es lo mejor de Jesús, se podrá equivocar una y cien veces, pero no va a dejar de jugar como a él le gusta, a mostrar una personalidad arrolladora. 

No diga Jorge, diga talento, diga descaro, diga encaro. Vaya se año se ha marcado, siempre ha tenido este nivel, pero este año es cuando él ha decidido definitivamente que la iba a liar, y partido tras partido lo ha hecho, sobrado, a veces peca de no soltar la pelota, pero este ao le hemos concedido la libertad de que en ataque pueda hacer lo que le de la gana, porque en una balanza has pesado mucho más, pero por muchas toneladas, los aciertos que los errores. Nuestro Ricardinho particular, chapó.
Kike es lo que se suele decir la extensión de el entrenador en el campo, siempre cerquita mía, escuchando y poniendo todo de sí para el bien del equipo, me recuerda mucho al yo jugador, algo más nervioso, siempre pensando en lo colectivo muy por encima de lo individual, lo único que queda es seguir aprendiendo y seguir disfrutando del juego. Te quedan muchos años de gran fútbol junto a todos tus amigos.

Seguimos con nuestros delanteros. Daniel, Fernando, Gonzalo, Miguel, Javier. Todos han tenido su momento en esta temporada, aún teniendo menos minutos que el resto. No olvidaré el gol que le quitaron a Daniel, eso fue una puñalada para todos, ese gol te lo apuntamos, es tuyo. Los grandes esfuerzos de Miguel día tras día, no le he visto dejarse una sola gota de sudor, el día de Gonzalo, un partido que se atascaba y con dos goles nos lo puso muy de cara, la actitud de Fernando, siempre moviéndose con mucha inteligencia, falta coger un poquito de fuerza, con el tiempo llegará. Javi se ha adaptado muy bien este año, jugando minutos en la banda, que no es su sitio, dando siempre todo de sí. Entre todos completan el equipo de forma perfecta.

Para cerrar el repaso de todos nuestros cracks, solo un mensaje a quien quiera que sea el director deportivo de este nuestro club: GRACIAS. Este año se ha sumado el fichaje de un galáctico para convertir a un gran equipo en un equipo realmente ganador. Nacho ha sido el hombre de la temporada y una de las sensaciones para mi desde que soy entrenador. Es la primera vez en mi vida, y son unos cuántos partidos, en los que tengo en el campo a un jugador al que no tengo nada que decir, poco que enseñar, es tácticamente un adulto dentro del campo, es casi imposible hacer todo bien, pues bien, ha rozado el imposible. Es la primera vez en mi vida que con los partidos resueltos decido cambiar a un jugador por el hecho de que siento la necesidad de aplaudirle, sigue así, fenómeno.

Y la mención de honor llega para la afición. Que manera de animar a los chicos, de asistir día a día a cada partido, definitivamente de ayudarles mucho a ellos a disfrutar de jugar y ayudarme a mi a hacer mi trabajo lo mejor que puedo y sé, con todos vosotros ahí, para todos nosotros es mucho más fácil. Gracias.

Esto solo es el principio, ahora nos queda lo más bonito, pase lo que pase vamos a disfrutarlo. Un saludo para todos de un entrenador que escribiendo estas líneas está realmente feliz.

Alberto Fernández-Blanco Núñez.

miércoles, 20 de marzo de 2019

lunes, 18 de marzo de 2019

Empate más que trabajado

El equipo de Primero de la ESO se enfrentaba al líder de la categoría y dejó unas sensaciones fenomenales sacando un empate muy meritorio.

El encuentro se preveía difícil, y las predicciones ni mucho menos fueron erroneas, ha sido uno de los encuentros más disputados de la temporada, físicamente el rival nos superaba claramente pero logramos equilibrar esa diferencia a base de empuje, ganas y tramos de muy buen juego.
La actitud de todos los chicos fue espectacular, el compañerismo y la concentración es lo más importante en partidos así y es lo que hicieron los chicos desde el primer minuto hasta el último. Nadie dejó en el cemento ni una sola gota de sudor y de esfuerzo de cara al equipo. 12 jabatos peleando juntos defendiendo un mismo fin, desde los que juegan más hasta los que juegan menos, todos fueron realmente importantes para el logro del equipo. Mención especial para el partido, una vez más, de Reynaldo en la portería, un coloso total, algo que a estas alturas de año ya no soprende a nadie. Sus grandes exhibiciones de principio de año han dejado de ser una sorpresa para convertirse en una costumbre.
El partido comenzó de cara para el rival que se adelantó en el marcador, las ocasiones se repetían tanto para el rival como para nosotros,  y fue en un corner en el que llegó el tan merecido premio del empate, en un saque de esquina la gran visión de Mateo encontró a Javi en el punto de penalti muy liberado gracias a su gran uso del cuerpo, ganó la posición y definió poniendo el interior con mucha categoría al segundo palo.
Así finalizó el encuentro repleto de tensión con una reflexión clara de cara al futuro, el compromiso y el compañerismo les dará para alcanzar todo lo que se propongan.

Alberto Fernández-Blanco